Blogia
Sonia

Maestros en el siglo XXI

Maestros en el siglo XXI

Sonia Vicente Asensi

 Maestros en el siglo XXI.  

   Nos encontramos en el siglo XXI, y como futuros profesionales en el ámbito docente, sería interesante contrastar cómo está valorada nuestra profesión hoy en día y definir cuáles pueden ser realmente nuestras funciones en la sociedad.

 

   A medida que transcurren los meses dentro de la Escuela de Magisterio y comienzo a  revelar la verdad que se nos plantea en las aulas, creo que muchas de las ilusiones antes asentadas pierden en cierta manera su compostura.

 

   En primer lugar, señalar, que los maestros hoy en día están infravalorados socialmente y esta cuestión puede afectar en gran medida a nuestra seguridad como profesionales. Aspiramos a ser un sector de la sociedad utilitaria para los ciudadanos del futuro, cuando en realidad muy pocos son los que nos apoyan firmemente.

 

   De entre los problemas más graves que presenta la educación es nuestro país, es quizá que la formación de maestros no sea la completa, es decir, pretenden que seamos maestros generalistas, a la misma vez que especialistas en un determinado campo, y para ello el transcurso en nuestras enseñanzas son insuficientes, desde mi punto de vista.  Por ello, creo que nuestros gobiernos han de tomar medidas y recalificar nuestras tareas a nivel socio-cultural, y conseguir igualar, como mínimo, la calidad de enseñanza a la del resto de países europeos que nos rodean.

 

   No obstante, ese punto no es el que determina nuestra poca valoración social, existen otros muchos factores dentro de las instituciones educativas a nivel administrativo que también son importantes. Así también señalar, por ejemplo la falta de implicación de los padres en la enseñanza escolar. Los maestros tenemos que sentir el apoyo necesario, para emprender nuevos retos y  asentados planes de reforma.

 

   Una vez cuestionado el lado negativo que presenta nuestra posición de maestros en la actualidad, es conveniente, como todo futuro docente presenciar las buenas cualidades de una enseñanza para seguir luchando en la formación de futuros ciudadanos.

Debemos de tener en cuenta que actualmente las escuelas desempeñan un papel muy importante en nuestro entorno. Por lo que a mi respecta, educar significa conocer el mundo y este es el objetivo de la enseñanza, debemos transmitir nuestros conocimientos más sabios a esos niños para que aprendan a convivir en esta sociedad tan compleja. La escuela tiene una función de reconstrucción crítica para responder al mundo y a la sociedad cambiante.

Nosotros, como futuros educadores, no debemos conformarnos que lo expuesto y dictado sino que debemos ser capaces de analizar y rehacer hechos de manera que realicemos nuestras propias ideas con respecto a la concepción del mundo, sociedad y cultura a la que pertenecemos.

 

   Para finalizar con este breve comentario sobre el contenido del bloque , señalaré que como futura maestra no hay que dar nada por perdido, y debemos seguir luchando para que nuestras actuaciones logren obtener buenos resultados y así , nuestra calificación será reestablecida de forma positiva. Todo esto hemos de llevarlo a cabo a través de algo demasiado delicado, y este algo son los propios niños. Tenemos que ser conscientes de la gran implicación que ello supone, así que solo me queda resaltar a mis compañeros que hemos de ser responsables en nuestro trabajo y nunca desvalorizar nuestros retos en la enseñanza para ser cada día un poco mejor.

  
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres